Prevenir y tratar el estreñimiento

visitanos también en: http://cuerposaludable.info


El estreñimiento es un trastorno muy frecuente en los países industrializados debido en parte al tipo de alimentación seguida (muy refinada, con poca fibra) y también como consecuencia del sedentarismo o de la progresiva reducción de la actividad física.

El estreñimiento presenta mayor incidencia entre la población femenina adulta. En el estreñimiento, la carencia de residuos y la falta de hidratación hace que no exista el estímulo suficiente para activar el peristaltismo del intestino grueso, por lo que algunos desechos pueden permanecer durante varios días en una misma zona hasta que su volumen aumenta y fuerza el avance hacia la excreción aunque, en estos casos, el bolo fecal ya se encuentra seco y endurecido dificultando, en ocasiones, su expulsión.
estreñimiento

Una de las complicaciones más frecuentes del estreñimiento crónico es la formación de hemorroides debido a los esfuerzos musculares para evacuar los residuos intestinales. Para conseguir una excreción frecuente y sin dificultades es necesario que las heces (material de desecho) tengan cierto volumen y grado de humedad. No beber suficiente agua y tomar preparaciones líquidas favorecen los procesos de estreñimiento.

¿qué es la fibra?Definimos el conceptp de fibra como la porción no digerible ni absorbible que ingerimos con los alimentos, básicamente con los vegetales. El término fibra alude precisamente al carácter fibroso de esta sustancia, formada por largas y resistentes cadenas de carbohidratos.

Funciones de la fibra:

*Dar volumen y sensación de saciedad en la digestión

*Incrementar el volumen del bolo fecal y activar el movimiento intestinal

*Prolongar el tiempo de digestión y modificar el grado de absorción de algunas sustancias nutritivas (grasas, azúcares, minerales y vitaminas).

*Una alimentación rica en fibra se relaciona también con una menor incidencia de enfermedades del colon.

Algunos consejos prácticos:

*Aumentar el consumo de fibra alimentaria mediante una mayor ingestión de cereales integrales, hortalizas, verduras, frutas y legumbres.

*Aumentar considerablemente la ingesta de agua.

*Consumir, incluso en casos de sobrepeso y obesidad, unas cantidades mínimas de aceite, sobre todo para el aliño.

*El aceite tiene, entre otras cosas, una función lubricante.

*El ejercicio físico habitual, en especial el que trabaja la zona abdominal, dinamiza y favorece los movimientos intestinales.

*Las bebidas frías o calientes tomadas en ayunas favorecen también el peristaltismo.No se debe reprimir el reflejo intestinal.

*Es importante conceder el tiempo necesario a esta última parte del proceso nutritivo, la evacuación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario