Calendario de Vacunación

El calendario único de vacunación aprobado hace un año por el Consejo Interterritorial se hace esperar

“Equidad, solidaridad y racionalidad”. Son las tres premisas que la Asociación Española de Pediatría proclama para un único calendario de vacunación en nuestro país, sin embargo, esta iniciativa todavía no es una realidad.

El nuevo calendario incluiría distintos grados de recomendación para las diferentes vacunas, así como la unificación de los 19 calendarios existentes de cada Comunidad Autónoma para crear “un único protocolo homogéneo para los niños españoles”, tal y como afirma Javier Aristegui, Miembro del Comité Asesor de Vacunas.



Criterios de vacunación que marcan diferencias
En materia de vacunación, existe una desigualdad patente entre las distintas Comunidades Autónomas de nuestro país. Algunos de los ejemplos más evidentes son los siguientes:

-Madrid y Galicia son las únicas regiones que incluyen la inmunización antineumocócica.

-La varicela se administra en Madrid, Navarra, Ceuta y Melilla al año de vida, aunque en Madrid solo incluye una dosis y en Navarra, dos.

-En el caso de las vacunas de inmunoprofilaxis frente a la de hepatitis A, Cataluña vacuna a los adolescentes mientras que Ceuta y Melilla lo hacen a partir de los dos años, pero con diferente cronología entre ellas.

“El calendario vacunal en España no debería ser un hecho diferencial entre las distintas Comunidades Autónomas ya que no generan ningún tipo de beneficio a la salud de la población, solo perjuicios y desigualdades sanitarias”, asegura Arostegui.
Casos de riesgo
Este proyecto de unificación está avalado por estudios de seguridad. La finalidad es dar una mayor protección a nuestros hijos que es en definitiva, lo que cualquier padre busca.

Tanto es así, que el Comité Asesor de Vacunas prioriza en vacunas como hepatitis B, difteria, tétanos y tos ferina, neumococo o sarampión... entre otras. Recomendadas para casos de riesgo como por ejemplo la gripe en niños.

Prevención para todos
Otra de las necesidades que se pretende solventar con este proyecto de unificación, lejos de condiciones éticas, sociales y económicas, es la de facilitar un calendario acelerado tanto para niños como para adolescentes inmigrantes con una vacunación incompleta. Esto es así, además de por su protección individual, para evitar el desarrollo de posibles enfermedades.

“La situación actual en nuestro país es ilógica y crea desigualdades, los niños están desprotegidos frente a una determinada infección u otra, se empiezan a vacunar a una edad u otra o algunos padres tienen que costear ciertas vacunas”, comenta Javier Aristegui.
Desde el Comité Asesor de Vacunas se pide a los padres compromiso y “solidaridad” con el calendario de vacunas de sus hijos, ya que se trata de una de las medidas de prevención más eficaces que ha ayudado a erradicar graves enfermedades como la viruela.

fuente:enfemenino

No hay comentarios:

Publicar un comentario